Introducción al análisis musical de Clemens Kuhn

En los últimos años se está popularizando en conservatorios y universidades un método de análisis musical que intenta abordar esta materia desde una nueva perspectiva, incluyendo aspectos que el análisis tradicional, al que estamos acostumbrados, no consigue reflejar.

Cada vez más alumnos me demandan aprender sobre este método pues en sus conservatorios y universidades se está introduciendo con fuerza.

El creador de este enfoque es Clemens Kühn, un compositor y musicólogo alemán nacido en 1945. Sus teorías las resume en el libro Tratado de la forma musical.

En mi opinión, es un método realmente bueno para analizar, especialmente el periodo del clasicismo. En su libro, Kuhn va desarrollando todos los conceptos a base de analizar épocas y formas. Quizás le falta de un poco más de sistematización y categorización de los elementos, aunque si lo lees con atención, todo queda bien explicado.

Vamos a ver en este post un pequeño resumen del marco teórico de las ideas de Kuhn. Pero para realmente comprenderlo es necesario "descender" al análisis con ejemplos prácticos, como veremos en los siguientes posts.

Los límites del análisis tradicional.

Kuhn encuentra qué hay un salto demasiado grande entre el estudio de las grandes formas abstractas como Sonata, Lied, etc y el análisis qué posteriormente hacemos individualizado sobre la sobre una obra concreta. En su opinión, faltan herramientas de análisis para comprender el pensamiento musical subyacente de la obra.

El estudio tradicional de las formas musicales, a menudo, se limita a proporcionar arquetipos e intentar “encajar” las obras analizadas en esos moldes.

Es necesario qué el análisis también nos ofrezca una visión de con qué criterios el compositor ensambla los elementos, más allá de qué si es una forma sonata y estamos en el primer tema o el desarrollo.

Aparecen conceptos como variante, diversidad, contraste… qué hasta ahora no hemos utilizado a menudo en el análisis tradicional, pero qué, en el fondo, son la esencia real del pensamiento del compositor.

En su opinión, el pensamiento sobre las formas musicales que se viene realizando históricamente está lastrado por:

  • limitarse a las formas instrumentales.
  • limitarse les épocas entre 1600/1900,
  • estar orientado a las formas de Beethoven.
  • fijarse más en los hechos temáticos que en los armónicos

Él quiere hacer un sistema que sirva para todas las épocas y estilos

Conformación y coherencia

Kuhn analiza qué categorías de elementos diferenciadores podemos encontrar en las obras y define dos pilares en la forma musical:

  • la coherencia y relación entre los detalles y el conjunto
  • la forma, que representa modos históricos de pensamiento musical.
  • Estos dos elementos interaccionan en la mente del oyente, que también colabora en la forma, pues existe un recuerdo de elementos y también una expectación sobre aquello que se va sucediendo en el tiempo.

    A partir de aquí plantea que hay unos recursos que actúan como generadores de la forma musical:

  • Repetición
  • Variante
  • Diversidad
  • Contraste
  • Carencia de relación
  • Generadores de la forma musical.

    Repetición

    La repetición puede ser la fuerza generadora más simple y enérgica cuando es consecutiva. El hecho de que la repetición aparezca sucesivas veces en el tiempo hace que se convierta en un factor estructural de la arquitectura formal de una obra.

    Como contrapartida, la repetición inmediata tiene algo de renuncia al deseo humano de cambio. En algunas obras, como por ejemplo, el Bolero de Ravel, consigue su fuerza de la constante repetición más la dosificación de pequeñas modificaciones que le confieren dirección.

    La repetición pura rara vez se da en largos pasajes y, en estos casos, la falta de tensión se compensa con un sentimiento de rotundidad.

    La repetición llevada al extremo y utilizada como elemento estructural en el minismalismo del s.XX nos lleva a un nuevo sentido del tiempo.

    Variante

    Consiste en la modificación de ideas y partes, aunque sigan siendo similares entre sí. Existe una modificación entre una primera idea y otra segunda aunque en todo momento debe ser evidente que la segunda se refiere a la primera. Es imprescindible que se mantenga la coherencia.

    Diversidad

    Hay ideas musicales qué no contrastan, no se enfrentan, no tienen repetición ni similitud, pero aún así, se perciben como diferentes. Hablamos de cuando dos ideas son diferentes e independientes. Es, simplemente, una idea nueva.

    Contraste

    El contraste contribuye a la homogeneidad del discurso musical porque hace que unos elementos sean complementarios de otros. La obra ha de mantener una compensación constante entre integración y contraste.

    Carencia de relación

    Es la yuxtaposición de elementos completamente dispares y sin relación. Esta técnica puede recordarnos al “collage”, tan utilizado en la música contemporánea por compositores como Ives, por ejemplo.

    A partir de estos elementos, Kuhn desarrolla e ilustra más conceptos a lo largo del libro, haciendo un recorrido por las principales etapas de la música clásica occidental.

    Si quieres comentarme aspectos de este post, puedes contactarme en