Cómo encontrar las quintas y octavas paralelas

Las quintas y octavas paralelas son uno de los primeros dolores de cabeza del estudiante de armonía clásica. ¡Siempre se nos olvida comprobarlas!

Pero no te preocupes, si sigues mis consejos, pronto dejarás de cometer este error.

Qué son las quintas y octavas paralelas

Si estuviésemos escribiendo solo a 2 voces, podría suceder qué, en un momento dado, las dos voces estén verticalmente a distancia de quinta justa, como en el ejemplo 1.

Las quintas paralelas se producirán si, a continuación, escribimos otro intervalo de 5a justa, como en el ejemplo 2. Esto está prohibido hacerlo en la armonía clásica, salvo alguna excepción que veremos después.

Las octavas paralelas son lo mismo. pero las voces están a distancia de octava. También estan prohibidas. Como en los ejemplos 3 y 4.

Visto así, quintas y octavas paralelas son bastante fáciles de entender y evitar. Pero la cosa se complica cuando no tenemos solo dos voces, sino cuatro. Entonces, cuesta más ver a simple vista donde hay quintas y octavas paralelas

Método para encontrar las quintas y octavas paralelas

Supongamos qué hemos realizado la sucesión de dos acordes y queremos saber si hay quintas u octavas paralelas.

Te propongo estos sencillos pasos.

Comenzaremos por las quintas paralelas. Busca y señala en el segundo acorde entre qué voces hay una quinta justa y márcala como en el ej, 5. Si lo crees necesario, apunta entre qué voces sucede.

En este caso del ejemplo 5 que hay una quinta justa entre la contralto y el tenor.

A continuación mira si en el acorde anterior también hay una quinta justa entre las mismas voces (contralto y tenor). Si es así, estarás escribiendo las “malísimas” 5as paralelas y sería incorrecto, desde el punto de vista de la armonía clásica.

Para encontrar las octavas paralelas sólo tienes qué repetir el proceso, pero fijándote en las octavas.

Ten en cuenta que en un enlace de acordes puedes encontrar quintas y octavas paralelas al mismo tiempo.

Excepciones

No hay excepción para las octavas paralelas, siempre se consideran malas en los ejercicios de armonía a 4 voces.

Sí que hay un caso en el cual todas las escuelas aceptan las quintas paralelas. Cuando se dan estas dos condiciones

  • la segunda quinta no es justa y
  • las quintas no se producen entre voces extremas (soprano y bajo)
  • Hay teóricos que consideran que si se cumple la primera regla (la segunda quinta no es justa) es suficiente. Y también los hay que aceptan más excepciones, como permitirlas cuando la segunda quinta, aunque sea justa, coincida con una disonancia en el resto de las voces del acorde.

    Opiniones

    Es una discusión recurrente en los estudios de armonía si estas reglas son realmente necesarias y en que se basaron los teóricos para establecerlas. Hay cientos de páginas escritas sobre el tema sin, que yo sepa, se haya llegado a una opinión unánime.

    Sobre la prohibición de las octavas paralelas suele haber bastante consenso. Sin embargo, no sucede con las quintas paralelas.

    Aquellos que piensan que sí que son normas justificadas argumentan que las quintas paralelas crean pobreza armónica o suenan mal (o demasiado bien) o suenan vacías o son arcaicas o no corresponden a la estética de la armonía clásica etc..

    Pero, para cada uno de los argumentos anteriores, hay un teórico que tiene otra interpretación. Así que, de momento, nos quedaremos en que son normas aceptadas en la inmensa mayoría de los tratados de armonía y exigidas en la inmensa mayoría de los conservatorios, por lo que te conviene aprenderlas (si quieres aprobar).

    ->